10 junio 2007

Con dependencia

Una amiga, esta mañana nos dice un tanto descompuesta que vuelve a estar sin mucama, es decir sin chica de servicio.

No sabría decir hasta que nivel de clase social es este, como dicen aquí, todo un tema. Me atrevo sin embargo a afirmar que realmente es un personaje/persona imprescindible para una mayoría de la clase media (o lo que quedó de ella después de la crisis del 2001), y de ahí para arriba. Ellas son mujeres en su mayoría paraguayas que antes, cuando el peso era lo mismo que un dólar emigraron masivamente a Argentina pues era una gran oportunidad, ahora ya no lo es salvo que para la gente que puede pagar esos aproximadamente seiscientos pesos mensuales (unos 150 euros).

Las mucamas compran la comida, cocinan, van a buscar los niños al colegio, pasean el perro, pasean a los mayores, planchan, limpian la casa y en la mayoría de los casos se quedan a dormir toda la semana. Sólo se van a su casa el sábado y vuelven el lunes. Por eso se llaman "con cama adentro" pues al no tener que ir y venir de lejos en el tedioso transporte público se les paga algo menos a cambio del alojamiento y comida. Ese "lujo" en el norte es aquí una prioridad arraigada para muchas familias pues entre otras cosas permite salir por las noches, sin los niños y facilita que las madres trabajen en un país donde la mujer hace mucho tiempo que se incorporó al mundo laboral, mucho antes que en España. Las pocas abuelas que conocemos, con siete décadas a las espaldas, son arquitectas, abogadas, psicoanalistas o nutricionistas.

Los anuncios clasificados de ventas de pisos lo están por barrios, número de dormitorios y si tienen dependencia de servicio, que es la habitación para la chica. Existen en casi todos los edificios que son o fueron algo en la ciudad. Ni siquiera hace falta que sean de especial categoría. Es un cuartito cerca de la cocina donde la chica vive cuando no esta con su familia.

Hay películas locales que describen con precisión descarnada la realidad contemporánea del país. De esas películas podemos hablar otro domingo pero entre ellas sobresale una interpretada por Norma Aleandro y titulada "Cama adentro" dirigida por Jorge Gaggero , que trata de una mujer viuda inmersa en la hecatombe económica de la ultima crisis, que antes de quedarse sin la mucama es capaz de vender joyas de la familia. En esa película se ve claro como es el mundo pero no deja de ser una ficción.

Para realidad, la que retrata magistralmente un amigo argentino fotógrafo llamado Sebastian Friedman. Tuvo la capacidad creativa de poner al desnudo la paradoja de creer que la mucama puede llegar a ser como de la familia cuando ya tiene la suya propia. Retrató por parejas ambas familias, la real y la otra y ya está. Al contarlo con fotos lo explica de manera simple. Desveló de alguna manera esa especie de fraude y nos ayuda a desvelar o catalizar contradicciones.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal